La copa menstrual

Ellas | 12 abril, 2021     Por: Impacto21

La copa menstrual es todo un tema actualmente. Algunas decimos que nos cambió la vida y otras aún tienen terror de probarla.

Sin embargo, para las que ya se animaron, pero aún no la compran, sabemos que existen muchas dudas sobre el tamaño, el precio, cuál de todas las copas comprar y un largo etcétera. Por eso aquí te damos un guía para elegir tu primera copa menstrual.

Claves para elegirla

  1. El tamaño de la copa menstrual depende en su totalidad de la altura de tu cérvix o cuello uterino. Probablemente ni siquiera sabías de la existencia de estas palabras hasta que te enteraste de la copa menstrual; bien, aquí te explicamos.
  2. Firmeza. quiere decir qué tan rígida debe ser tu copa. Existen aquellas que son sumamente flexibles y otras más duras, lo cual está relacionado con qué tan duro tengas el suelo pélvico.
  3. Talla. No, no es lo mismo que el tamaño. La talla de la copa se refiere específicamente a la talla del vaso y su capacidad para almacenar la sangre, lo cual depende totalmente del flujo
  4. Cómo introducirla. En realidad esto es algo subjetivo, hay chicas a las que les acomoda ponérselas o quitárselas de pie y otras que lo preferimos sentadas

Tamaño

El cérvix es una porción fibromuscular inferior del útero, tiene una forma cilíndrica y es lo que comunica al útero con la vagina. La forma de medir el cérvix es muy sencillas, simplemente introduce uno o dos dedos a tu vagina y así, podrás saber el tamaño. Si todo tu dedo entra en tu vagina, quiere decir que tu cérvix es largo, pero si entra solo hasta la mitad -o incluso menos- quiere decir que es corto. Este procedimiento es el que utilizarás para saber la medida de copa que necesita: larga o corta.

Firmeza

Esto tiene que ver con qué tan rígida tiene que ser tu copa. Hay algunas sumamente flexibles y otras duras, lo cual está relacionado con qué tan fortalecido tengas el suelo pélvico. Piensa en tu estilo de vida, qué actividades físicas realizas, si realizas mucho ejercicio y con qué frecuencia. En su mayoría, las mujeres que realizan mucho ejercicio utilizan copas más firmes con el objetivo de estar mejor protegidas al moverse.

Talla

Generalmente nos cuesta mucho saber cuánto menstruamos antes de usar la copa, sobre todo porque las toallas sanitarias y los tampones nos dan la impresión de que nos desangramos cada dos horas. Sin embargo, la forma más sencilla es en relación a cada cuánto te cambias la toalla/tampón. Si eres de las que utiliza toalla y tampón al mismo tiempo o te los cambias en menos de 2 horas tu flujo es abundante, por lo cual, te recomendamos probar con una copa grande. Por el contrario, si te cambias cada 3-4 horas significa que es ligero y talla de copa es la chica.

Cómo introducirla

Lo que sí es importante es que entendamos que nuestra vagina no está orientada de forma vertical a nuestro cuerpo, por lo que empujar la copa hacia arriba totalmente en vertical no va a hacer que entre más fácil; al contrario, la copa hay que colocarla ligeramente inclinada hacia la espalda para que se acomode al cérvix de una forma mucho más sencilla. Para sacarla hay que meter dos dedos a nuestra vagina, tocar la parte inferior del vaso de la copa y apachurrar un poco. Esto con la intención de hacer un vacío y que sea mucho más fácil el sacar la copa.

Podría interesarte.. Renueva tu look de la oficina con estos blazers