Hablando de finanzas

21 News | 26 julio, 2021     Por: Impacto21

¿Qué tipo de persona deseas ser?… Con tus finanzas

Seguro ya has escuchado sobre el concepto de Libertad Financiera y te lo han pintado como el momento en el que a tu cuenta bancaria le cae dinero sin que te esfuerces trabajando, así como normalmente lo hacen tus conocidos “los Godínez”. 

Sin embargo, este concepto no es tan alcanzable como nos lo muestran, por lo menos no para todos.

Pero antes de llegar a este punto deberás identificar en qué tipo de persona deseas convertirte cuando hablas de finanzas, según Aprende y Crece, el programa de Educación Financiera de Banco Azteca, te puedes convertir en tres personas diferentes: 

  • A: aquella persona que solo conoce los conceptos de finanzas, pero no los practica.
  • B: persona que conoce los conceptos financieros y los lleva a la práctica.Siempre tiene un dinerito ahorrado.
  • C: persona que además de ahorrar ha comenzado a invertir su dinerito para hacerlo crecer. Cuando nos lo platica todos quisiéramos ser como él o ella.

Aprende y Crece,  el programa de educación financiera que te ayudará a convertirte en un máster financiero, cuenta con videos, podcast, archivos descargables, videojuegos y diferentes recursos educativos que te ayudarán a mejorar tu salud financiera. 

Después de leer estas opciones ¿quién no quisiera ser el tipo de persona C?, pero, ¿cómo llegar ahí sin perder tu libertad y seguridad financiera considerando que el día de hoy formas parte de los 19.4 millones* de jóvenes entre los 20 y 30 años que se están integrando a la vida laboral?

Ahora imagina que junto con este bloque comiences a educarte financieramente con el fin de llevar un control de sus finanzas en el presente ¿y porqué no?, en un futuro buscar oportunidades de generar una cultura emprendedora.

Estaría genial que la mayoría de los jóvenes estuviéramos en el nivel del tipo de persona ¿no crees?, por eso es importante que el día de hoy tomes una decisión y te preguntes:

¿Qué tipo de persona deseas ser?… Con tus finanzas.

Seguro muchos pensamientos, ideas o proyectos llegarán a tu mente ¿A quién no le gusta tener dinero o pensar en esa tan anhelada libertad financiera?

Lo primero que deberás hacer es tomar el control de tus finanzas realizando tu presupuesto, un hábito financiero que consiste en llevar un registro puntual de tus ingresos y gastos, pero recuerda, este registro debe ser detallado y realizado periódicamente (semanal, quincenal, mensual) para que realmente funcione, por lo tanto, la estructura que te recomendamos seguir para hacerlo de forma correcta, es:

1. Coloca tus ingresos

En caso de recibir un sueldo o salariocada cierto tiempo, deberá ser colocado en el apartado de los ingresos fijos.

Pero si lo que recibes es un ingreso ocasional,entonces deberás considerar el promedio mensual de éste y colocarlo como ingreso variable.

NOTA: Puede suceder que en tu presupuesto estén presentes los 2 tipos de ingreso que te mencionamos, está perfecto, toma nota de ellos y suma esta cantidad para obtener el total de tus ingresos.

2. Coloca tus gastos

Primero ingresa aquellos compromisos que sí o sí debes cubrir cada cierto tiempo; a estos les llamaremos gastos fijos, como: renta, despensa, servicios (telefonía, transponte, streaming), alimentos para tu mascota, seguros, el pago de tus tarjetas de crédito (siempre procura realizar un pago mayor al mínimo).

Considera en este apartado el ahorro,ya que será la herramienta que te abrirá camino a otros servicios financieros.

En seguida coloca los gastos que se realizan ocasionalmente, lo que conocemos como gastos variables (ropa, corte de cabello, la descompostura de algún producto de casa o alguna emergencia como enfermarte).

Una vez que tengas identificados todos estos datos deberás sumarlos para obtener el total de tus ingresos.

3. Identifica tu capacidad de pago o tu capacidad de ahorro.

Ya que tengas el registro de tus finanzas deberás restar a la suma de tus ingresos la suma de tus gastos.Si el resultado es:

  • Positivo: significa que tienes una capacidad de pago disponible, es decir, es la cantidad de dinero con la que dispones para adquirir un compromiso financiero, como un crédito.

Pero si no quisieras obtener un crédito, esta cantidad se convertirá en tu capacidad de ahorro, es decir, el dinero que puedes incrementar a tu ahorro con la posibilidad de llevarlo al siguiente nivel, por medio de un instrumento de inversión que se adecue a tus necesidades.

  • Cero: significa que tus gastos están llegando a su límite y será momento de evaluar la posibilidad de disminuir o eliminar algunos que sean innecesarios. Esto te permitirá generar una capacidad de ahorro.
  • Negativo: Significa que es momento de realizar una reestructura emergente a tus finanzas, ya sea buscando nuevas oportunidades de ingreso o evaluandolos gastos innecesarios que se están presentando, con el fin de disminuirlos o eliminarlos.Así podrás darle un poco de libertad a tus finanzas.

Ahora bien, si tu presupuesto ya está situado en un resultado positivo,recuerda que sólo ahorrar no sirve de nada, esto significa que con el paso del tiempo el dinero va perdiendo su valor debido a la inflación, así que es momento de comenzar a edificar tu libertad financiera por medio de instrumentos de inversión, como:

  • Inversiones a la vista; estas generan rendimientos y te permite hacer depósitos o retiros en cualquier momento de la inversión.
  • Depósitos a plazo fijo; suelen generar rendimientos más altos a los de una inversión a la vista, pero no te da la posibilidad de depositar o retirar dinero durante la vigencia de la inversión.
  • Mercado de dinero; son inversiones 100% digitales y son contratadas de manera fácil y segura desde la app de tu banco.
  • Inversión en metales; elegir este tipo de inversiones conlleva la tarea de evaluar el costo actual de los metales como el oro y la plata, y hacer un análisis del incremento del valor que han tenido durante el paso del tiempo, con el fin de que tengas un estimado del rendimiento que obtendrás una vez que decidas venderlos. Recuerda los metales jamás disminuyen su valor, al contrario, siempre aumentan.
  • Adquisición de divisas; hay personas que el día de hoy compran las divisas en un monto y cuando éstas suben su valor, deciden venderlas con el fin de obtener algún rendimiento con el paso del tiempo. 

Podría interesarte… La revolución de los negocios